Skip navigation

Hombre y Mujer – ¿tan distintos?

La perspectiva prehistórica del hombre como cazador y colector en concurrencia con otros hombres por alimentos, recursos y mujeres y con poca inversión en la educación de los niños es consistente con características masculinas como agresividad, competición y noción espacial. En el caso de las mujeres probablemente la creación de los hijos y la habilidad de cooperación comunitaria estaban en primer plano lo que promovió la formación de habilidades comunicativas y sociales. Hasta algunas décadas atrás esta perspectiva tenía validez universal. Pero, es realmente (todavía) el caso?

Si evaluamos un comportamiento como típicamente masculino o típicamente femenino resulta de nuestra percepción y evaluación. El hombre típico controla sus emociones, es objetivo, ambiciosos y asertivo. La mujer es vista como emocional, orientada por el entorno social, necesitada de seguridad e intuitiva. Esto todavía tiene validez en casos excepcionales. Muchos hombres trabajan hoy con ancianos, se dedican al trabajo doméstico, son vendedores o profesores de jardín de infantes. Mujeres son luchadoras de MMA, pilotos de carreras de autos, son directoras de consejos administrativos o jefes de estado.

¿Esto es algo positivo? Claro! ¿Es algo sin problemas? Claro que no.

En este seminario vamos a dedicarnos a estas transformaciones y trabajar con ellas. Iremos a filtrar las diferencias en las áreas psíquicas y trabajar específicamente con el género. Iremos a observar y vivenciar los efectos en la relación de pareja de las diferencias entre los sexos . E iremos, de acuerdo con los estudios científicos actuales, a establecer y nombrar las CARACTERÍSTICAS COMUNES de hombre y mujer. Iremos a encontrar caminos como ambos pueden tratar con el otro de manera realmente igualitaria en el mismo plano y con sus própias vidas.